FRANCISCO SERRANO GÓMEZ

Francisco Serrano Gómez nació en Los Barrios en 1913. Su padre fue acusado de robar un cochino que su madre repartió con los vecinos de chabola. Toda la familia fue condenada al destierro y se fueron a vivir debajo de un puente en Algeciras. Criado en la pobreza, trabajó desde niño en empleos esporádicos hasta que entró en una fábrica de corcho donde se hizo amigo de trabajadores anarquistas. Se afilió a la CNT y fue muy activo en el sindicato. Salvó la vida de milagro tras la sublevación militar y logró huir a Jimena y Estepona, donde con otros compañeros organizó el batallón Fermín Salvochea. En la huida de Málaga a Almería, vio indignado cómo los barcos y aviones fascistas disparaban contra hombres, mujeres, ancianos y niños. La guerra lo empujó hasta Barcelona donde ejerció de guardia de asalto al servicio de la República. En 1939 cruza a Francia donde luchará contra Hitler en el maquis. Acabada la Guerra Mundial permaneció en Francia trabajando como minero y agricultor. Los últimos años de su vida los pasó en Madrid, donde escribió un librito de memorias titulado El diario de un aburrido. Falleció en 2015.