Una carta del comité de Unión Republicana en Francia al secretario de UR exiliado en Gibraltar

 

Entre los documentos que alberga el archivo de la Casa de la Memoria La Sauceda cabe destacar la reproducción de una carta enviada desde París a un exiliado republicano en Gibraltar. Este documento, inventariado provisionalmente en el legajo II-37 de dicho archivo, se trae a colación para ilustrar el proyecto “La Casa de la Memoria La Sauceda y Gibraltar”.

Se trata de una epístola remitida el 11 de mayo de 1948 desde París por el Comité en Francia del partido Unión Republicana, fundado por Diego Martinez Barrio, al secretario de la agrupación de UR exiliada en Gibraltar, Miguel Téllez.

Esta carta, firmada por el presidente y el secretario general de dicho comité y con membrete y sello del comité directivo de Unión Republicana en Francia, es respuesta a los telegramas que había enviado Téllez a los dirigentes republicanos exiliados en París, a quienes mostraba su apoyo, con motivo de la celebración del XVII aniversario de la proclamación de la Segunda República española.

La carta de respuesta dice así: “Estimado amigo y correligionario: Con viva satisfacción ha registrado el CEN de nuestro Partido la adhesión y saludo fervoroso que tuvieron a bien enviar con motivo del último aniversario del 14 de abril, pues lo consideramos magnífica expresión del espíritu que reina entre Vds. y un aliento inapreciable para la ingente tarea que tenemos por delante. Las circunstancias internacionales han llevado a un plano de verdadera actualidad nuestro problema, que ya va alcanzando su fase definitiva y abriendo un amplio margen a la esperanza. Ser dignos de Vds., acometiendo juntos la pacificación de nuestra Patria y su mayor engrandecimiento, es cuanto podemos ofrecerles para corresponder ese telegrama que muy sinceramente les agradecemos, al enviarles los más cordiales saludos”.

Esta misiva es una respuesta a los telegramas que Miguel Téllez había enviado a Diego Martinez Barrio, presidente de la República española en el exilio; Álvaro de Albornoz, presidene del Gobierno republicano español en el exilio; y Fernando Valera, ministro de Justicia en el exilio, todos ellos residentes en París. Este documento ha sido aportado por el Archivo del Gobierno de Gibraltar al Archivo de la Casa de la Memoria.