Una zona estratégica


Controlar el estrecho de Gibraltar y la bahía de Algeciras fue objetivo prioritario para los sublevados. A finales de julio ya lo habian conseguido. Eso les permitió traer las tropas africanas con que extenderían su poder por toda la comarca. Primero en hidroavión, luego en aeroplano y por último en barco. 

Sus columnas militares afianzaron su dominio ejerciendo el terror. En Algeciras, los fusilamientos empezaron enseguida.

Los detenidos eran conducidos al cementerio, donde eran ejecutados y rematados con un disparo en la cabeza. Más de 300 personas murieron así. El número de asesinados fue similar en La Linea.
En San Roque hay constancia documental de que fueron 91; en Los Barrios 43; en Tarifa 58; en Jimena 85 y en Castellar 24.